Por si te olvidas de mi...

domingo, 21 de febrero de 2010

Tenemos un nuevo foro





Muchos sabéis que desde hace unos años participo activamente en un foro de libro, ahora un grupo de amigos hemos decidido crear un nuevo espacio. De momento es pequeñito, y todo esta a mano, pero esperamos que crezca y sea un sitio donde os encontréis a gusto y podamos hablar de la lectura, una pasión que nos une a muchos y nos hace soñar.
Os invito a verlo, a entrar , a cotillear, y si os apetece podéis registraros y participar en él, espero que os guste este nuevo proyecto..


Forolibro.es.

jueves, 18 de febrero de 2010

Ilusión


Todas las mañanas Ricardo recibía una postal anónima desde algún punto del mundo, él sabía quien era la persona que la remitía. Pero ese acuerdo tácito, realizado hacía ya seis años, le llenaba de ilusión todas las mañanas, cuando a las 10:45, aparecía el cartero en su preciosa motillo azul.
Vivía un poco retirado del mundo, a las afueras de un pequeño pueblo que a su vez estaba a las afueras de una gran ciudad. También hacía seis años que había decidido alejarse de su anterior vida, abandonar todas sus raíces y volver a comenzar lejos de todo aquello que le pudiera recordar su anterior existencia.
Vivía en una melancólica casa blanca, cercada por una valla y un precioso jardín, repleto de árboles frutales y arbustos floreados. La casa de sólo una planta, no se hallaba cerca de ningún vecino, sólo desde allí se podía oír el silencio, interrumpido a veces por algún pájaro alegre que bailara por el cielo. Cerca había un riachuelo con frondosas riberas, donde Ricardo solía ir a leer, especialmente sus bellas y anónimas postales.
Esa mañana el cartero llegaba tarde, eran las once y aún no se atisbaba su ciclomotor por el horizonte, ni tan siquiera el ruido de su motor perturbaba la tranquilidad del valle. Brillaba el sol en lo alto del cielo, en verano, a media mañana, en seguida calentaba el sol. Decidió salir a pasear por el sendero que llegaba hasta su casa, y así, acortar el recorrido del cartero. Cuando apenas llevaba diez minutos caminando y su casita era un simple grano blanco en la línea del horizonte, apareció velozmente la motocicleta. El cartero, sudoroso y conocedor de su tardanza, venía con cara compungida, pues sabía que Ricardo anhelaba con ansia su llegada matinal. Tras disculparse, y mantener una cordial conversación, entregó a Ricardo su correspondencia. Entre sobres de propaganda, sobres con ventanilla de bancos insistentes, y demás cosas prescindibles, se hallaba un sobre verde, escrito a mano. Supo inmediatamente que dentro estaba su preciada postal. Ni siquiera abrió el sobre, con mucha voluntad y paciencia, decidió esperar al momento adecuado, y seguir su rutina diaria.
Volvió a su casa, se colocó el bañador, cogió un refresco sin burbujas de la nevera y una toalla, tras lo cual se dirigió con su sobre verde en la mano hacia el río. Encontró una sombra a los pies de un precioso y alto olmo, y se dispuso a pasar allí sus diez minutos de deleite leyendo su postal.
Supo que algo era diferente cuando, al abrir el sobre, sus manos se toparon con algo afilado y no con el habitual cartoncillo. Del sobre verde, salieron dos folios pulcramente doblados en dos mitades. Con una caligrafía sencilla, ordenada y sumamente cuidada, la carta llevaba el siguiente encabezado:

“Estimado Ricardo”

Estaba fechada cinco días antes en un pequeño pueblo situado a la falda del Monte Fuji.
Ricardo, tras leerlo, supo que aquellos siete minutos restantes no iban a ser iguales a los habituales, sí, la carta era diferente, todo iba a ser distinto.
Al terminar la carta, tras siete minutos de sobrecogimiento, densas lágrimas recorrían el rostro barbado de Ricardo. Volvió a su casa sin haber abierto el refresco, y con la toalla aún limpia y sin usar. Tras cruzar el umbral y ver la sonrisa del rostro retratado en el cuadro de la entrada de su casa, todo su cuerpo falló y calló desplomado a los píes de este. La carta se deslizó de su mano, y aunque las lágrimas habían corrido la tinta, aun se podía leer:

“sentimos comunicarle que tras estos seis años de alejamiento, no pudo aguantar más la tristeza, y esta misma noche ha fallecido con su foto entre las manos”.

sábado, 13 de febrero de 2010

Hoy en mi blog vengo a presentaros otros blog.

Hace unos meses buscando regalos virtuales me topé de bruces con un espacio de una diseñadora canaria que ha hecho las delicias de mi joyero. Luz, que así se llama la creadora tiene un blog: pendientera desde donde vende sus diseños. Hay creaciones muy acordes con mis gustos, predomina la temática del cine, de la literatura y del arte. Hace collares, broches, pendientes, pulseras, anillos, colgantes para móviles, marcapaginas, bolsos, camisetas, accesorios para el pelo, en fin un montón de cositas. Tiene diseños propios, unas muñequitas como japonesas ideales, y también diseños de algún artista colaborador. Los precios son bastante asequibles para lo especial de las piezas, y el proceso de compra sencillo y cómodo. Así que os animo ha echarle un vistazo, ella te lo manda a casita en poco días, y viene siempre muy bien embaladito. Así que os animo a echarle un vistazo, o a ir a Tenerife a ver sus diseños en algunas de las tiendas donde la exponen.

Ahora os enseño mis diseños adquiridos para uso propio y para regalar…



















viernes, 12 de febrero de 2010

Chicago, el musical


Ayer por la noche tuve el placer de ir junto a enrique y mi madre, a ver un gran musical. Generalmente voy a todos los que se programan aquí en Madrid, pues soy una gran aficcionada. Y el de ayer creo que puedo considerarlo uno de los mejores. Hace años vi en el cine la pelicula protagonizada por Zeta Jones y demás hollywodienses, una gran pelicula musical, cuya banda sonora aun escucho en casa. Y la obra en teatro mejora cualquier expectativa.
El elenco de actores elegidos es excelso, Natalia Millán lo borda, es una mujer elegante con una gran voz, y que se mueve con muchísimo estilo. El resto, no son muchos, están a su altura y a la altura de la obra. Otra cosa que ayuda es la presencia de la Orquesta en el escenario. Hace que quede menos hueco para el desarrollo de la obra, pero no resta efectividad. Y los atrezzos son sencillos pero acordes al guión. Y la gran sorpresa para mi es lo bien que están traducidas las canciones. Una de las cosas que más odio son las canciones ya por todos conocidas traducidas al castellano. En este caso están bien adaptadas, sin perder el sentido irónico y mordaz de la obra. Son dos horas y media deliciosas, un gran acierto. Os la recomiendo.

domingo, 7 de febrero de 2010

Hoy hablamos de.....




Pos de mi libro faltaría más...que no, que es coña....entonces de que hablamos, pues podríamos hablar...por ejemplo...de Facebook.

Mira tú, un tema interesante y de moda. Por que ahora ya no buscas en google si aparece tu nombre, ó el de alguien, ya no te interesa tener muchas direcciones de mail, no. Ahora hay que estar en Facebook...claro que seguramente mientras escribo estas líneas, facebok se ha quedado obsoleto y ahora lo que esta de moda es el espineting...un sitio chulísimo para gente de nuestra generación u cualquier soplapollez así. Y hay de ti como te busquen en el facebook y no estés, se te ha caído el pelo, te miran raro, como si te hubieras tirado un pedo. Y mejor aún, vas , y como yo, te cambias tu nombre de perfil, ya te vienen diciendo, que rarita eres, mira que ponerte ese nombre tan complicado, joder y por que te crees que lo he hecho, para que no me den el coñazo. Bastante ya metí la pata metiéndome aquí. Por que el tiempo es muy sabio, y hay gente que pasa en tu vida, y luego coge otro tren y si te he visto no me acuerdo, el que tiene que quedarse, se queda, y el que no, pos se va. Y dale molinos, como cada vez somos seres mas insociables (no seré yo), pos claro, es guay tener chopocientos amigos en facebook, ahora si, te pasas el día en casa conectado al ratón, y sondado. Super guay, vivan las relaciones sociales. Y luego esta el rollo ese de:

- uy… No te acuerdas de mí? Soy menganita del colegio,….(y ya la has jodido y te toca hablar de barcos, por dios si por la calle cuando veo alguien de ese grupo de gente, me cruzo, y hasta me mimetizo como en los dibujos animados).

Pero una cosa tiene buena, que es por lo que yo me he cambiado el nombre, ver a esa gente en la red social esta, los buscas, ves sus fotos de perfil, flipas, te sientes guay, y luego entras a ver a sus amigos,…y la reacción es:

- uy que pocos… ya era así en el colegio, un inadaptado.
- Uy cuantos, llevará una vida díscola, de joven estaba todo el día puesto, acuerdaté…
- Uy, (que de esos me he encontrado un montón) si la mitad de esos amigos son sus familiares… (cutre)

Eso es lo mejor del Facebook, que deja salir tu vena Tómbola, y hala a dar rienda suelta a tus más depravados sueños, cotillear sin ser visto.
Lo dicho, os dejo ya que tengo que ir un momento al facebook a ver como se encuentra mi granja, mi super huerto, mi casino, mi mascota, mi pequeña villa, mi pequeño yate, mi salón de belleza, mi casa de gran hermano, mi jacuzzi hollywoodiense, mi empresa privada, mi ventanilla numero 11, y esos jueguitos tan chulos que hay en red.