Por si te olvidas de mi...

lunes, 21 de septiembre de 2015

Guía práctica de Nueva York

Datos útiles para viajar a Nueva York




Lo primero realizar el ESTA:

http://www.cbp.gov/travel/international-visitors/esta

Ojo, si uno lo busca directamente en google, la primera entrada es esta.es (una pagina que te cobra unos 70 euros, cuidado que venden más servicios extras)

Y pasaporte en regla que tenga más de 6 meses de margen antes de caducar, y sea ya de los modernos electrónicos (estos empezaron a hacerse en octubre del 2006, por ende ya todos los pasaportes en vigor lo son)

Compañías:

Delta Airlines: chek-in desde 24 horas (justas) antes. Mi recomendación si vais a coger esa compañía que paguéis más y pilléis ya asiento, luego no hay manera de coger nada, están todos agotados. Nos pasó a la ida y a la vuelta. El chek-in imprescindible, luego te saltas la cola y vas solo a facturas.
Para vuelos  a EEUU, 23 kg por persona en maleta mediana, cuyas medidas no excedan en suma de 157 cm, más bolso de mano y bulto de mano.

Delta Airlines fue una buena experiencia, aunque yo creo que cada vez hacen más estrechos los asientos, nos dieron bien y variado de comer y beber, y unas buenas pantallas individuales y de programación variada, eso si doblajes en latino que atacan los nervios.

American Airlines:

Dos amigas iban en esta compañía, muy mala experiencia se llevaron, ambas, que iban en vuelos diferentes y días diferentes se vieron obligadas a volver a Madrid por fallo en el avión. Una perdió una tarde entera, la otra casi dos días, y hubiese sido más si no se pone terca, pensaban demorárselo más. En fin cuidado.

El chek-in con esta compañía es sorpresa, igual puedes que no, siendo más habitual lo segundo y debiendo ir a ventanilla. (24 horas antes)


JFK

Bueno una vez allí y tras pasar las colas de las aduanas, ya sabéis huellas de todas las manos, foto, varias preguntas, tipo dónde te alojas, cuánto tiempo, qué tipo de viaje haces, etc. logras recoger tus maletas. Las cuales si te has demorado estarán esperándote en el suelo.

Llegas y opción 1:

Transporte publico, metro hasta el centro de Nueva York.

Opción 2: taxi, hasta Brooklyn unos 40/45 dolares. En general los taxis son económicos, y más si lo cogéis tres o cuatro, os renta seguro.

Opción 3: traslados privados.

Esta fue nuestra opción pues eramos varios, hay que llamar desde un punto gratuito a tu traslado y salir a la calle donde hay varias paradas en las que ellos irán parando a recoger a los pasajeros. Está bien organizado, si sabes que esto funciona así, nosotros estuvimos mal informados y esperábamos una señor con cartelito a nuestro nombre que no llegaba nunca. Una mala información puede hacerte perder tiempo. El coste de estos traslados a NY unos 15 dolares persona.

En el JFK hay un tren gratuito que te permite moverte entre terminales.

El metro de Nueva York:

Lo mejor si estas unos días: el metrocard por una semana 32$ (ilimitado metro y autobús) recargable a su término por más dinero si tú estancia es mayor.

El billete sencillo 3$ 2 horas de trayecto.

OJO: hay que estar avispado: las lineas en fines de semana cambian de color, por ejemplo la linea A azul, en fin de semana se transformo un rato en la naranja a su cruce por Manhattan.

También en algunas estaciones para cambiar de sentido debes salir a la calle, si esto te ocurre y acabas de pasar la metrocard deberás esperas esperar 20 minutos para que te permita volver a pasar. La otra opción pedir ayuda al taquillero para que te abra.

Metros exprés/metros locales.
Los primeros paran en menos estaciones, estas están marcadas en el mapa con circulo blanco. Mientras la local para en todas, si quieres bajarte en una parada de punto negro debes coger la local, si el punto es blanco puedes coger ambos trenes, sabiendo que la local es más lenta.

Lo importante del metro siempre es fijarte en los carteles de la via y el sentido que pone: Queens, Brooklyn, Bronx...si estos los tienes tú claros en el mapa y situados y orientados; y sabes donde pilla a donde quieres ir,  no deberías perderte.

Ojo algunas vías sirven para varias lineas, al comienzo del vagón se verá la letra.
En el metro el calor es bochornoso, dentro del tren el frío helador. Y no conocen las escaleras mecánicas.

Fijarse pues en algunas estaciones, los trenes que llegan son cortos, suele marcarlo en la estación, revisar bien los carteles,si no estáis bien colocados, y llega el tren (va a toda leche) os tocará correr para poder montaros.

VESTIMENTA:

Finales de agosto-primeros de septiembre bastante calor y humedad. Mi recomedanción sea cuando sea: zapato cómodo, y ropa cómoda. Y una mochila para meter las compras que vayáis haciendo.

Beber:

no es barato, en los puestos callejeros los refrescos y aguas cambian de precio en función de la zona, el agua en Brooklyn a 2 dolares botella grande, 5 en Manhattan botella pequeña. Lo mejor llevarla de casa fresquita o helada. No hay muchas fuentes, por no decir ninguna, lo mejor rellenarla en los baños.

Las cervezas son carillas (no bajarán de 5$), y lo demás pues depende...
Café es una tradición, starbucks a mansalva, pero es mejor coger el café en otros bares, casi todos tienen take away y te cobrarán menos.

Comer:

su dieta ya la conocéis todos, cuidado con los puestos callejeros , usan aceites pocos refinados, y la comida no tiene control de engorde, por ende podemos encontrarnos mal al segundo día si no controlamos lo que comemos.
Si vamos de bares o restaurantes corremos menos riesgos.

OJO: si queréis fiaros ir mirando si pone letra A en la puerta, lo que indica certificado de calidad, si pone B es que deben revisar o algo no está correcto según Sanidad, si pone C no os lo plantéis, ir a otro.

en mis entradas voy recomendando sitios donde comer según las zonas, os resumo rápidamente por si acaso:

Por la 5th Avenue:

Imprescindible el Burger Join, dentro del hotel Le Parker Meridien.

Time Square:

Virgil's

Seaport/Wall street

Jeremy's

Broodway con Lafayette

Puck Fair (un pequeño irlandés en el medio del caos)

Central Park:

Le pain quotidien

Dumbo:

Pedro's (un mexicano perfecto)
Giuliana's (italiano)
ShakeShak (la mejor hamburguesa de NY)

Comidas  casi siempre de 25-35 dolares persona. Jeremy's por ejemplo no llega a 20 pero es inusual.

En el ferry a Staten Island:

Ya casi nadie va a ver la Estatua de la Libertad para evitar colas, en el ferry gratuito la ves divinamente. Grandes barcos que van y vienen a Staten Island cada media hora, mi consejo ponerse en la punta del barco a la derecha cuando vas hacía Staten, y en la punta de cubierta a la vuelta, tendrás las mejores fotos. (Dentro hay bar por si es necesario)

Tiendas:

Souvenirs:

Merece la pena la de enfrente del 21 Century en World trade center
La tienda de la Nathional Library
La tienda del MOMA.

Por toda la ciudad hay tiendas, y no son caras.

VAQUEROS:

Cadena OMG (oh my good) dejate asesorar por ellos y te traes como yo unos levis por escasos 35 euros. Camisetas y cosas de marcas a buenos precios. Si vas a comprar varias cosas aprieta y que te hagan descuento , yo saqué un 10%.

Victoria's Secret es asequible allí

Cosméticos que merecen: MAC/SEPHORA
Colonias de marcas de allí.

Ropa de marcas en general, incluyendo deporte: 21 Century (el de brooklyn tiene menos gente)

(las marcas americanas salen a cuenta allí)

LA NOCHE

No podéis dejar de disfrutar de la noche, mi experiencia:

Skyroom
230 fifth (imprescindible)

Recordar que los menores de 21 no entrarán, y allí piden el pasaporte en todos los sitios.

Las cervecerias son más permisivas y piden menos carnets,

En el Surf Bar no hubo ningún problema, en el restaurante bolera de Brooklyn si.

Williamsburh para ir a cenar y una copita muy agradable.
Greenpoint, para rooftop, discotecas, boleras, la noche más noche.

VISITAS TURÍSTICAS:

El citypass, no creo que merezca la pena...precios de entradas que yo pagué:

OBSERVATORY( imprescindible) 32 euros persona, las cogí online antes de ir, se pueden coger allí. Mejor ir entre semana , hay menos gente.

Empire State: 32 $ las cogimos y entramos del tirón un viernes en la mañana.

Top of the rocke: 32 $ se entró directamente un viernes tarde

MET: la voluntad

Museo Historia Natural:  la voluntad

MOMA :25 $ con audioguia incluida.

No visité pero pongo precios:

Morgan Library: 18$ pase guiado

Catedral: 10$

Brooklyn Botanic garden: 12$

Carrousel peces en Battery Park: 5 $

Ojo no merece coger coches, el tráfico, los accidentes, lo hace detestable.


sábado, 19 de septiembre de 2015

NEW YORK, NEW YORK (XI y última parte)

Ohhh, se acababa el viaje, hoy teníamos que separarnos y correr para que cada uno pudiera hacer las últimas compras, las últimas visitas....

Yo elegí volver al MOMA, mi idea hubiese sido ir a ver The Cloisters, pensaba desayunar tranquilamente en uno de esos claustros que se llevaron de Europa, y que hoy exhiben al norte de Manhattan, y cuya entrada es conjunta al MET. Pero claro la colección europea del MOMA me llamaba a gritos, me decidí por lo segundo. 

Ya sin colas, y con menos gente, por unos 22 euros al cambio y con audioguia iphone incluida, La audioguia es maravillosa, te permite ir haciendo fotos, ir escuchando las cosas mientras paseas, pero lo mejor al final del recorrido te lo envía a tu email, tu recorrido, los podcast de lo que te ha interesado, tus fotos, todo. Lo mejor del museo para mi la 5 planta con Picasso, Magritte, Duchamp, Kandisky, Lissitzky, Leger, Khalo, y mucho más, no te deja indiferente, obras de arte que sólo puedes admirar allí. ¡hay que verlo!





Salí algún con tiempo, compritas en la tienda del museo, que es estupenda, visita al Victoria's secret para las últimas compras y vuelta a la casa. Para comer super cubo del Kentucky, había que terminar correctamente el viaje.
Vinieron nuestros traslados y al JFK, tocaba a su fin.


Horitas en el aeropuerto de paseo y cervecitas, y viaje tranquilo y sin incidencias. Del Jet Lag no os hablo que ya no os interesa.

¡Hasta la próxima!

La siguiente publicación contará con la guía útil del viaje.



viernes, 18 de septiembre de 2015

NEW YORK, NEW YORK (X Parte)

Madisson Square Garden, Empire State Building, Public Library, Bryant Park, Gran Central Station, 5 th Avenue.

Hoy el día era tranquilo, el viaje llegaba a su fin y debía de haber tiempo libre para poder hacer lo que buenamente cada uno quisiese. Nuestra elección, y la del grupo fue ir juntos hasta el Madisson Garden Square, el estadio de la NBA por excelencia. Allí algunos decidieron entrar para hacer el tour y ya nos fuimos dividiendo.



Siguiente parada Empire State Building, un vistazo rápido, pues no podíamos demorarnos mucho, el día no acompañaba y las vistas no quisieron ser muy espectaculares. Pero estuvimos y subimos, ya podemos decir que hemos estado en el famoso Empire State.
Vistas del rooftop kylounge 230 fifth, desde el Empire State
New York Public Library , preciosa, de acceso libre y con una tienda maravillosa para comprar regalitos. Bryant Park, el parque, para mi gusto, por excelencia. Un espacio verde, ambientado con música clásica tocada en vivo, rodeado de rascacielos impresionantes, una mezcla de sensaciones, un lugar para quedarte horas. Lástima que no las teníamos, seguimos paseando hasta la famosísima Grand Central Station, otro escenario de película  donde la realidad casi supera la ficción. El tal Vanderbilt que la mandó construir no escatimó.
Grand Central Station

Bryant park
A comer, en un irlandés estupendo, cuando ya parecía complicado pues en plena 5th Avenida los restaurantes no parecen precisamente baratos.
Comimos fenomenal, descansamos las patitas, y al MOMA, una mala elección, los viernes al ser gratuito estaba a reventar de gente, daba la vuelta a la manzana la cola, a una manzana de Nueva York, que no es poca cosa.
Así la tarde libre nos sirvió para ir a Brodway y comprarnos en OMG (oh my good, dicen que este cercano a Time Square es más caro que el de Canal ST, pero no encontré ninguna diferencia, es más en este me hicieron en todo lo que compré un 10% adicional)

Acabo el día de ruta, duchita, taxi, no sin antes encontrarnos con problemas para hacer el chek-in de los billetes de avión, y que una turista espontanea apareciera en nuestra casa argumentando que debía dormir allí. Tras el susto general, pudimo irnos a cenar al bajo Brooklyn Bridge, empezamos allí el viaje hacía una semana, y lo acabábamos igual.

El paseo de la derecha fue el que hicimos en la anterior visita, pues ahora tocaba por la izquierda, bajo mi punto de vista, mucho más espectacular, pues todos los rascacielos del lower manhattan se ven en su esplendor. Maravilloso.


Y por fin, además, pudimos cenar en el famoso Shake-shak, el de las hamburguesas archiconocidas, y el que la semana anterior tenía colas kilómetricas, eso si no eran las 11 de la noche, que a punto nos quedamos sin cenar.


Good night friends!


I PARTE

miércoles, 16 de septiembre de 2015

NEW YORK, NEW YORK (IX parte)

Intento fallido de ir a Filadelfia, la mejor comida del viaje en New Jersey, y una noche digna de Hollywood.

Jueves 3 de septiembre



Tras la noche de juerga, bueno medio juerga, costó abrir los ojos. Destino: unos areopuerto a recoger unos coches de alquiler, otros a esperarnos en Connie Island. Los primeros, donde me encontraba vivimos una aventura de esas que es mejor no repetir. Atascos, atascos , y casi dos horas para llegar a recogerles. Eso si viendo las playas de nueva york., muy de película.

Connie Island fue un vistazo rápido para mi, y por la mañana, pero es como una gran feria, luminosos, el estadio de béisbol, Nathan's y su perrito más antiguo, Cyclone la montaña rusa tan famosa de las películas. Si lo visitas a la caída de la tarde las luces y el bullicio te trasladaran a una feria de película americana, pero como cada cosa que haces en esta ciudad, donde es difícil diferenciar realidad de ficción.

Seguímos de atascos cruzando el puente de Verrizone, a las 13:30 no habíamos salido del estado, desertamos, páramos literalmente en la última salida de NY, en Bayway, Elizabeth, New Jersey. Se torcía la aventura, pero tenía tendencia a mejorar, en el medio de aún no se donde apareció el restaurante: Mojito. (Mojito Lounge & Restaurant  Dirección: 525 Bayway, Elizabeth, NJ 07202, Estados Unidos)

Cubano, caribeño, no se de donde era la comida, lo que si sabemos es que las calidades, el sitio, el servicio y el precio fueron la mejor degustación gastronómica del viaje. Un acierto, creó que hay otro en Manhattan, por si no queréis ir tan lejos.


Vuelta a dejar el coche unos y otros en metro a casa. Ver los barrios donde vive el ciudadano y ver lo mismo que en las películas, llama la atención. Que dirán ellos de nosotros? Verán cuando vienen que todas vamos de flamencas?

Nos costó horas reunirnos, de nuevo atascos, obras, accidentes enloquecían la ciudad. Empiezas a entender su mala leche, el metro es un infierno literal y el coche no hay quién lo coja, pues tú me dirás para trabajar en esta ciudad de 19 millones de habitantes como lo haces.

Ducha , relax, ponerse mono y al RoofTop por excelencia: 230 fith , en la 5th Avenue.

La terraza más bonita que jamas he visto, vistas, ambiente, buena noche, no se si podré superarlo. Nos gustó, nos alegró la noche, nos hicimos mil fotos, y los precios más que decentes, a excepción de los botellones de champang que oscilaban los 3000$, los cocktailes a 12$, las cervezas a 9$, e incluso picamos unos nachos y un humus con pan de pita estupendo. Que noche más maravillosa, para rematar este atípico día. A la salida querían llevarnos a los 12 a casa en limusina, por 10 dolares persona hasta brooklyn. La gente puso reparos, al final fue una bobada, allí todo el mundo se mueve en limusina, es como nuestros coches con chófer privado...pero en fin...








Good Night and Good Luck!

martes, 15 de septiembre de 2015

New York, New York (Parte VIII)

Miércoles 2

Brooklyn Botanic Garden, Red Hook, SeaGlass, Seaport, nos vamos de tiendas....


Un día muy tranquilo nos esperaba, primero coger un bus, primera y unica experiencia pero muy positiva, el autobusero se portó muy bien. De allí al Botánico de Brooklyn, donde poder ver uno de los jardines japoneses más bonitos fuera de Japón. Un precioso paseo por la fauna y flora autóctona y no tan autonomista. Bonsais, trópico, desierto, el jardín de Shakespeare, o el jardín de los sentidos, donde oler y tocar las plantas es toda una experiencia. (entrada 12 $)

Jardín japonés Brooklyn Botanic Garden
Paseo para ver el Museo de bellas artes de Brooklyn, el cuarto más importante de EEUU, Brooklyn Library, y paseo por sus callejuelas, viendo la vida más autentica y unos barrios preciosos al más puro estilo inglés.

No todo el grupo hizo este paseo, parte se fueron para lo que era nuestro siguiente destino, de nuevo el ferry a Staten Island, y zona portuaria.

Llegamos a eso de la 13:30 al ferry, y durante la espera fuímos a estrenar (abrió el 28 de julio) el nuevo carrousel SeaGlass, allí no te montas en caballitos si no en 15 especies diferentes de peces en homenaje al antiguo acuario que hubo en Battery Park, donde hoy está en carrousel. Son 5 dolares y es muy bonito, apenas 3.5 minutos, pero es original ir viendo el mar, eso si siempre mirando hacia el interior, pues el ver la calle distorsiona la magia.



De allí decidimos ir a comer al Seaport a un sitio recomendado, no por su comida pero si por sus peculiaridades. Paseo por la zona derecha de wall street, y visita a las callejuelas portuarias, con mucho ambiente y tiendas monas.

Destino: Jeremy's

De allí decidimos ir a comer al Seaport a un sitio recomendado, no por su comida pero si por sus peculiaridades. Paseo por la zona derecha de wall street, y visita a las callejuelas portuarias, con mucho ambiente y tiendas monas.

Jeremy's



Peculiar sitio, un tío sólo en barra, una jukebox, y muchos sujetadores por todas partes. Éramos escépticos, pero comimos por apenas 15$ y de maravilla. Luego entraron trabajadores, policías, y descubrimos que era un bar de currantes, y sobre todo polis y bomberos. En recuerdo al 11 S muchos de los cuerpos de policía de todos los países que pusieron su granito de arena, dejaron allí su insignia en recuerdo.

Tarde libre, tocan compras, 21 Century allá vamos. Hay otro en Brooklyn que dicen es más tranquilo, pero este estaba a mano. Es como un super pero de ropa y accesorios y de todo. Para perderse y dejarse la cartera...

Mis compras:

Sujetadores Calvin Klein 12€
Braguitas 3 x 14€
Packs de 3 pares calcetines deporte y refuerzos adidas: 10€
Colonia One Calvin Klein, 200 ml, 35€
Hugo, de Hugo Boss, 35€
Vestido cocktail Calvin Klein, 55€
Sudadera de vestir Timberland 22€
Rimmel MAC 20€

No pongo lo que cuesta aquí pues todo no lo se, pero os aseguró que es un gran ahorro.

Una parte del grupo se fueron a escuchar misa gospel a Harlem, en mi guía útil os contaré cómo, donde y cuando.

LA NOCHE DE AUTOS

La llamo así porqué fue una noche peculiar, divertida, y de esas que sin querer te acaban sorprendiendo. Habíamos quedado en el metro Nassau para ir a una bolera restaurante, lo primero es que los del Gospel llegaron antes y encontraron un parque con estas vistas:


A las diez tras estar haciendo fotos como locos nos echaron del parque en la calle Kent Avenue. El barrio era como mínimo curioso, naves industrailes, talleres, etc, remodelados y reconvertidos en bares de copas, lo bueno es que allí no molestan con el ruido está claro. Primera parada la bolera restaurante, que además era discoteca y por ende la llevar dos menores de 21 nos tiraron, dimos tumbos hasta llegar a esta pedazo de cerveceria: Dirk the Norseman y alli pinta va pinta viene comenzó la noche. El grupo se fue yendo pues el hambre, el cansancio y el sueño ya les dominaban y los que podíamos aguantábamos la noche.

 Cerramos el bar, sí sí en Nueva York también vamos cerrando bares, y este sería el primero.
El siguiente sería este: Berry Park, aunque no tengan ni idea de tomar copas, el sitio era precioso, una terraza con vistas que quitaba el sentido:

Cerramos el bar también entre risas y más risas, y el final a la altura. En la puerta 6 españoles, al volante del taxi un señor que nos dice que debemos pedir dos taxis, se lo piensa y nos dice que si nos da igual montemos los 6, allá vamos. Cruzar Nueva York apretujado en un taxi también es una experiencia, más si uno va haciendo fotos por la ventanilla y otros van pidiendo que suba la música. Nos pidió algo más que el precio de la carrera, pues tenía lógica, y nos dejó en nuestro hogar.

Good Night Friends!

viernes, 11 de septiembre de 2015

NEW YORK, NEW YORK (VII parte)

Upper east side, MET, Central Park, Museo de historia Natural. Noche en Time Square.

Martes 1 de septiembre

Sueño y un poquito de resaca, el cumpleaños dio para mucho, pero sobre todo muchas risas...
Hoy tocaba un día supuestamente tranquilo, primera parada:

Upper east side, Madison avenue, Park Avenue, la milla de los museos, el barrio chic por excelencia, las calles que vieron vivir a los hermanos Marx, y donde las protas de Gossip Girl pasean. Un lugar de ensueño que parece estar en otra ciudad, pero en Nueva York pasa esto, cada vez que bajas y subes del metro cambias de ciudad.

En ese barrio, además de los miles de negocios donde te hacen manicura y pedicura, en NY nadie debe ir sin las manos y pies cuidadas, vimos cosas llamativas, como un colegio de pequeñines que en vez de ser trasladados como toda la vida, sujetos por parejas a una cuerdecita, los llevaban en cochecitos portátiles todos juntos...donde hay se nota...

Paseíto y del tirón al Metropolitan Museum, bueno primero un vistazo al lago de central Park y sus correspondientes fotos.

MET:

Allí debes pagar la voluntad, nosotros pusimos 10 por barba, pero puedes pagar lo que quieras, te dan el ticket, tu mapa y a deleitarte. Es grande, muy grande, lo primero subida a la terraza, vistazas de Central Park, luego un café y hora y media para atisbar brevemente las inmensas colecciones que tienen allí dentro. Me gusto todo mucho, sobre todo el arte oceánico, indio, islámico, japonés o coreano, tan lejos a veces de nuestro alcance. 



Un poco agotados entramos en Central Park a comer, en un Le Pain Quotidien (12/15 por persona)...la tía era borde no lo siguiente, casi no les quedaba de nada, y me explicó lo que era un gazpacho...hay que ....pero lo bueno del sitio era su localización, su ambiente relajado. Estaba al lado de la estatua de Alice in wonderland, y del estanque donde se pueden dirigir barquitos, eso si, debe ser una condicion sine qua none el hecho de llevar gorra y chaqueta de capitán de barco para guiarlos...



Siguió nuestro paseo plaza de las películas Bethesda Fountain, miles y miles de escenas revives en esta plaza, un mirador y un estanque completan una belleza de escenario, seguimos ruta, eso sí haciendo running como debe ser (prueba multimedia del hecho en sí) y llegamos al archiconocido Imagine, en homenaje a John Lenon que fue asesinado cerca de allí.

Final del trayecto, al otro lado de Central Park, el Museo de Historia Natural. La entrada es Noche en el Museo, quieres que aparezca Theodore Roosevelt a caballo y los dinosaurios empiecen a moverse. Magnífico, aunque un pelín anticuado a mi gusto, aún así la colección de dinos es alucinante...merece la pena, ah y también es la voluntad. 



Fin del día, metro y a casa, esa noche tocaba paseo por la city...algunos se quedaron durmiendo pero los que aún teníamos pilas nos fuimos a Time Square para verlo de noche. Alucinante las calles de los teatros, y la propia plaza, ahora me gustó más que de día, menos gente, y parece que la espectacular luminosidad toma sentido por ser de noche. 

Visita al Toy'u'rus, fotaza en la pantalla principal y pedazo de cena en Virgil's, unos 30 € persona por comer hasta hartarte, una maravilla, eso si comida americana, aquí no es fácil cambiar de dieta.

Intentamos subir al Sky Room, pero cerraba a las 12, es igual había sueño, metro y a casa a dormir.

NEW YORK, NEW YORK (VI parte)

High Line, Greenwich Village, Soho, Unión Square, Flatiron Building

Lunes 31

Vamos de nuevo, desayunamos abundante, incluso con tortitas para que la mañana sea llevadera. Ropa cómoda, abundante agua para aguantar el calor y la humedad y afuera.

Primera parada el High Line, unas antiguas vías de tren urbano que iban a derruir hasta que sus vecinos se pusieron de acuerdo y en 1991 lo rehabilitaron como parque. Estos mismos vecinos también se ocupan, en parte, de su mantenimiento. Un precioso y relajado paseo viendo los altos de la ciudad y mucho arte mural. De allí paseo por Chelsea y Greenwich village. En este último paradas obligatorias, la casa más estrecha de nueva York en el 75 y medio de Bedfort Street, donde vivió Cary Grant, por ejemplo. El edificio de Friends, o el lugar de reunión literaria de Edgar Allan Poe.

The High Line


Luego al Soho, un barrio donde se instalaron las empresas en los años 50, esas que salen en películas como "el apartamento", oficinas que también quisieron derruir pero rehabilitaron para dar paso a lo que hoy llanos "lofts", y a un barrio lleno de hierros de colores, bohemio y con un muy buen ambiente. Barrios estos de hoy donde perderse de tiendas, o en algún restaurante.





Páramos a comer en Puck Fair, una pequeña casa al mejor estilo irlandés, nos dio de beber y comer por buen precio, en un sitio muy agradable en el medio de esta urbe gigante.

Paseo por Brodway hasta Unión Square, a esta altura Brodway es un hervidero de tiendas que invitan todas a pararte.

El grupo aquí tuvo que dividirse, la última en llegar y yo íbamos al Observatory, ella para vivir la experiencia, yo para acompañarla y revivirla. Mereció la pena volver, pude grabar los vídeos, había menos gente que el sábado y pasamos una hora y media tranquila con unas vistas inmejorables.

Vuelta en metro agotadas a casa, pero hoy tocaba fiesta sorpresa de cumpleaños, todo un éxito y toda una fiesta a lo americano.

Good Night

jueves, 10 de septiembre de 2015

NEW YORK NEW YORK (V parte)

Harlem, Columbia, Lincoln center, 5th Av, Rockefeller, Time Square

Domingo 30

Sueño, lo primero que siento. Lo siguiente huevos fritos con bacón...y a las 9 en la calle, 16 personas a darlo todo por NY. Metro del tirón a Harlem, bueno con sus incidencias pero del tirón. Pillamos la calle principal 125 street, Apollo theater y sus talentos, es decir Aretha Franklin, Michael Jackson o Quincy Jones...de ahí paseo a la Columbia University. Como en las películas, día previo a comenzar las clases y todos llegando al campus, los pardillos que no se comen un rosco en el comité de bienvenida. Cestas para cargar las cosas y maleteros para llevarlo a la habitación. Los que hemos visto samhless sabemos que ahí está el negocio, pero lo dejamos pasar, hacemos fotos y pensamos en la carrera universitaria que cuesta unos 600.000$ sin estancia...en fin. 
Siguiente parada Edificio Dakota en obras, fotaza de ghostbusters y a Lincoln Center, el upper west side en esplendor.
Escaparate Tiffany's, Harlem, Rockefeller y Top of the Rock.


¿Y donde comes en esa zona pija? fácil, sigues a la ..... Y vas al hotelazo Le Parker Meridien a comer al Burguer Joint. Hamburguesas clásicas dentro del mega hotel en un local de lo más grunge, esto sólo pasa en NY.

Burger Joint

Pilas recargadas y seguimos la aventura, fotos de grupo, de amor y desamor en la escultura del LOVE, paseo por la 5 th Av con sus respectivas fotos en Tiffany's. San Patrick cathedral, Rockefeller Center, sin ángeles de hielo pero precioso con sus cascadas de agua...cruzamos la 6th , la 7 th, de nuevo Brodway y final del día: TIME SQUARE.

Esta plaza es una película en si mismo, luces, gente, bullicio, entiendes porqué se llama la ciudad que nunca duerme, esa plaza no es apta para fotofóvicos, incluso agobia un poco. Compritas en Hello Kitty a muy buen precio, paseo por la tienda de Mac, pasaros solo por ver a sus dependientes y sus looks vanguardistas, Disney Store con dependientes cantando Frozen, o Toy'u'rus con su noria dentro en la que por 5 $ puedes dar una vuelta. 

Metro en linea a en Port Authority y a casa a ducharse, esperar que llegara nuestra perdida por los aires desde Londres y a cenar a ....Williamsburg. 

Cena en el :  Northern Bell
Williamsburg es un barrio muy bohemio, bonito , lleno de lindos bares y restaurantes, todos ellos muy cuidados y con buena carta, a precio asequible, aunque no barato (30$ por personas). El restaurante muy bonito, con una bella terraza la cual tocamos un rato y para dentro pues empezó a chispear (no nos llovió mucho más en todo el viaje). Comimos costillas, bocatas, hamburguesas, ya sabéis su dieta que varia poco, pero estaba todo francamente bueno. A la salida parecia que la noche invitaba al paseo aunque había humedad y calor pues la lluvia levantó más calor del asfalto. Aún así paseíto para conocer un poco el barrio y siguiente parada el Brooklyn Surf Bar, un sitio genuino, suelo de arena de playa, todo de madera tipo Hawai y miles de tablas de surf decorando el techo y paredes. Destacar el Mojito que estaba impresionante. 10/12$ por cocktail.
Brooklyn Surf Bar

Allí, cuando dieron las 12 primer cántico de cumpleaños feliz pues una participante quiso que fuera su cumple en pleno viaje, y claro calló el cántico en plena calle para bochorno de ellos.

*anécdota de ultima hora del día en el metro. Al bajar al anden vimos muchos operarios trabajando, y en el medio de la vía una escalera, según nos indicaron estaba poniendo wifi en las estaciones. Veíamos que llegaba el metro y la escalera seguía puesta allí, nos empezamos a incomodar pues no parecían hacer nada, iba a quedar la escalera de tatuaje en el suelo, pero si, hicieron, a base de luces el metro frenó antes y no entró hasta que le dieron pase, ¡TODO CONTROLADO!

Sweet Dreams

miércoles, 9 de septiembre de 2015

NEW YORK NEW YORK (III parte)

Chinatown, Little Italy, Lower Manhattan y Ferry Staten Island

Día 29. Sábado.
El cambio horario hacía mella, y a las 7 estábamos todos en píe, desayuno americano, y a la calle. Nuestra última amiga que volaba con American Airlines y salía el sábado nos narraba una nueva incidencia, su avión había tenido que volver tras llevar dos horas largas ya de vuelo, y la habían dejado en tierra hasta el domingo. Estábamos indignados.
Volvimos a nuestro admirado metro, de nuevo otra sorpresa, la línea azul en fin de semana cambia de trayecto para coger la F, genial, allí ni megafonía, ni luminosos, ni paneles ni nada. Menos mal que una mujer amable nos hizo ver el cambio ante nuestras voces de sorpresa. Así que cambiamos la ruta del día, improvisar o morir.
*   La gente en NY habla casi siempre español, pero no son extremadamente agradables, a excepciones como en todas partes. Dicen que la gente de la costa este es así…se hace un poco desagradable.

Chinatown un poco decepcionante, eso si un parque lleno de gente haciendo taichí, mucho mercado callejero y gente en la calle vendiendo de todo de tapadillo. No os esperéis la pagoda ni nada igual. Little Italy dice Bienvenutti, pero sigue siendo China, y poco más…merece verlo porque hay que vivirlo si no no has estado en NY.


Y llegamos por Canal Street a Brodway, da subidón al principio, luego te cansas, pues la calle más larga de NY la paseas y cruzas por donde vas, y al final no parece tan interesante. Eso si cambia en cada tramo acorde a cómo cambia la ciudad.  

Bajo Manhattan el mundo del rascacielos, una ciudad de gigantes donde el ser humano es una hormiga, una impresión para vivirla e inigualable. Trinity Church, iglesia de 1826 en medio de esa inmensidad de hormigón, hierro y cristal. Wall Street, que en fin de semana mantiene cierta calma, torito de Arturo Di Modica’s donado a la ciudad y que se quedó tras que el pueblo lo quisiera así, y respectiva foto tocando huevos y cuernos para que de suerte, la foto eso sí, imposible en solitario.
Y por fin puntita y estación de ferry de Staten Island. Ferry gratuito donado por un magnate a la ciudad, primero costaba una simbólica cifra de o.25 centavos, pero al final era un incordio y se quedó gratuito. Nuestro consejo tras nuestra experiencia, ir al fondo del todo a la terraza y quedarse en la parte derecha para ver lo más cerca posible la pequeña, achatada y simbólica estatua de la libertad.
A la vuelta (pasan cada 30 minutos) mismo sitio de colocación para ver la que para mi fue la imagen: Manhattan de frente en su esplendor, allí por fin fui consciente de que estaba en NY.




A la salida del Ferry unos geniales bailarines urbanos amenizaron la llegada, y cogimos metro a casa a comer algo allí y reposar, teníamos larga tarde por delante. 




NEW YORK NEW YORK (IV parte)

OBSERVATORY Y WORLD TRADE CENTER


Todo medido y calculado, el sábado según una aplicación de mi amigo Alberto atardecía en Nueva York  sobre las 19:27, y había reservado entradas por 32 $ para el nuevo Observatory. Llegamos a la zona 0, algunos del viaje conocían la zona 0 con las torres gemelas y estaban emocionados pues la zona según parece está irreconocible. Lo primero que se ve es una especie de “chocha de agua” de o bicho venido del mundo de Thor hecho por nuestro Calatrava, aún no tengo claro cuál es el fin de esto. Y lo siguiente la torre, 1716 metros en honor al año de la independencia de EEUU, la torre en forma de vela recordando a los caídos, todo ello en cristal que rompe el cielo, en un rascacielos bellísimo que se pierde en las nubes. A su lado, en donde antes estaban las torres gemelas dos impresionantes fuentes en cascadas dejan fluir la vida hacia el interior de la tierra, un espectáculo que se debe vivir, una experiencia que pone los pelos de gallina. A su alrededor arboles traídos de Pensylvania y Washington escenarios de los otros dos atentados. Un verdadero homenaje a los caídos, sentir lo que allí se debió de vivir a través de esta experiencia es algo inenarrable, pero se debe ver y sentir.
Pasamos la cola y comenzamos la experiencia del Observatory. Contarlo no tiene sentido, mejor os dejo enlace a los vídeos que grabé.






Final de la noche: Zona Dumbo, bajo puentes, y de cena reservada; un estupendo mejicano: Pedro´s Dumbo, una dueña entregada, una camarera risueña, buena música, buena ambiente y buena comida en uno de los barrios más chics y carillos de la zona…una perfecta elección.
De postre copita en nuestra terraza y a dormir…ah…no…la pobre de American Airlines llegaba al aeropuerto again, y sorpresa no había vuelo….tras dos horas de debate logramos que cogiera un vuelo a JFK via Londres con la British, al final llegaría a media tarde, tras día y medio de aventura. A las 3 íbamos a dormir, agotados pero felices. 




NEW YORK NEW YORK (II parte)

Atardecer en el puente de Brooklyn

Tras la experiencia en el aeropuerto quedaba investigar la casa, menos mal que había ido uno del grupo esa mañana de avanzadilla y había recepcionado la compra; entenderéis que para 17 personas no podíamos ir con el carrito y lo hicimos todo a distancia, eso sí con muchos problemas que os comentaré en el artículo de información útil.

Tras una primera inspección de la casa, y selección de habitaciones nos duchamos, y a la calle.

Nuestra siguiente aventura el metro de Nueva York

Esta aventura se prolongaría por todo el viaje. La primera sacar el metro card por una semana, viajes ilimitados en metro y autobús por 32 dólares, merece la pena y pocos turistas lo conocen. Además es recargable, cosa muy buena si como nosotros estáis más de una semana 



Línea Azul, íbamos hasta Hight para ver atardecer en el puente de Brooklyn, tras sacar la tarjeta entramos, y sorpresa era en otro sentido y había que salir a la calle para ir al otro anden, el problema que la tarjeta vuelve a ser válida a los 20 minutos ¡alucinante! Le lloramos a la taquillera, que por suerte estaba allí, y nos abrió la puerta. Otra opción que aprendimos más tarde era entrar uno y abrir la puerta a los demás, pero para ello uno debe entrar y estábamos todos en igual circunstancia.
La primera impresión desde la casa al metro que había 10 minutos caminando era sorprendente, un barrio mezclado de contrastes, casas bonitas, bocas de riego de las películas, muchas etnias diversas en la calle, coches con música a todo trapo, autobuses amarillos escolares, de todo. Lo bueno de ir a hospedarte a un barrio es que vives de otro modo la ciudad. Eso sí Delis no faltaban para comprar y están la mayoría abiertos hasta las 2 de la mañana.

Y allí fuimos puente de Manhattan y puente de Brooklyn en su esplendor. Flipamos pues una limusina paró en un cruce para hacer fotos  a la pareja de recién casados que transportaba, pitaba el resto de coches, pero ellos a sus cosas.



Que decir de ver el puente, Manhattan anocheciendo y todo lo que parece un poster o película en vivo. Esa fue nuestra impresión, aún no nos creíamos estar allí, pero ahora al ver las fotos era real.
Vuelta al odioso metro, donde el calor y la humedad es tremendo y luego dentro del tren te pasmas de frío. Ratas en los parques campando a sus anchas, y de nuevo muchos contrastes.
La noche llegaba a su fin…no…barbacoa, cervecitas y demás en nuestro jardín…además de lucecitas y miles de mosquitos dando la bienvenida.

Nos acostamos pronto o tarde según se mire, pero ya muy felices.


p.d. hubo una incidencia; una chica del grupo que viajaba con American Airlines a la misma hora que nosotros dio media vuelta por fallo en turbina, llegó justita a la cena pero llegó…no iba a ser nuestra única sorpresa con esta compañía…

I PARTE